Últimamente tengo un periodo en el que debido a la crisis (inmobiliaria, económica, social, ... etc) me hago muchos "por qués". Pero no los típicos "por qués" de los niños de cinco años, sin sentido y porculeros. Sino "por qués" orientados a entender el mundo en el que vivimos.

Que sí que sí ... que puede sonar a "perroflautada" ... lo sé y admito la etiqueta. Pienso en economía doméstica, la capacidad de endeudamiento que tengo, las perspectivas laborales que tengo por delante, las metas personales, el precio de las cosas ...
Eso en cuanto a la "microeconomía" y la perspectiva de mi "yo singular". Pero luego miro arriba y pienso en la sociedad de consumo (tres palabras que se dicen mucho y que no se para uno a pensar la mayoría de las veces lo que realmente significan), la economía, el dinero, la naturaleza, las relaciones interpersonales, las empresas, la política y cientos de cosas más que tienen que ver con nuestro estilo de vida ... con nuestro "mundo".

La cosa es que uno aunque está subido al "tren de la vida diaria" pocas veces nos da tiempo de sacar la cabeza afuera y preguntarle al revisor cuál es nuestro sitio, dónde cogimos ese tren y qué estación tiene. El caso es que me da la sensación a veces de que no hay revisor, que vamos todos de pie sin saber donde sentarnos y lo mejor de todo, que nadie quiere bajarse del tren por miedo a que le quiten el sitio ...

- ¡Pero si estamos de pie!
- Sí, pero estamos ... ya nos sentaremos

Toda esta retórica, probablemente insulsa para la mayoría, y que no pretende persuadir ni aleccionar a nadie (simplemente digo lo que realmente pienso, aunque mi perspectiva personal de "el mundo" me la guardo para mí para no aburrir) ha sido desencadenada por un vídeo que he visto hoy y que me me está dando mucho que pensar



Estoy de acuerdo con las voces que puedan alzarse acusando al documental de desarrollar ciertas teorías conspirativas y de decir algún que otro dato poco fehaciente. Aún así, el mini-documental me parece muy bueno, ilustrativo y que te hace pararte a pensar en muchas menudencias que se nos pasan por alto por hallarnos "montados en el tren".

¡Saludos!

By c- rike